viernes, 6 de enero de 2012

ROSCÓN DE REYES

 
Se puede rellenar de nata, chocolate, sorpresas…

INGREDIENTES

Para el prefermento:    
-      Harina de fuerza:   150 gr
-      Leche:                     150 ml
-      Levadura fresca:     40 gr
-      Azúcar:                   1 cucharadita

Para la masa:
-      Harina de fuerza:    350 gr
-      Azúcar:                    1 vaso (200 gr)
-      Sal:                          ½ cucharadita
-      Mantequilla:            100 gr
-      Huevos:                   3 (uno para pintar)
-      Agua de azahar:      1 cucharadita
-      Ron moreno:            1 cucharadita (opcional)
-      Ralladura de ½ naranja
-      Fruta escarchada para decorar

PREPARACIÓN

-      Primero preparamos el prefermento, calentamos la leche hasta que esté tibia, diluimos en ella la levadura, la mezclamos en un bol con el azúcar y la harina hasta que quede una masa homogénea, tapamos con film transparente cerrando herméticamente. Dejamos fermentar en sitio cálido 30-40 minutos hasta que duplique su volumen.
-      En otro bol vamos preparando la masa, mezclamos la harina, el azúcar y la sal. Hacemos un volcán y en el centro añadimos el resto de los ingredientes, 2 huevos batidos, la mantequilla a punto pomada, el agua de azahar, el ron y la ralladura de naranja.
-      Vamos mezclando a mano, añadimos la masa madre ya fermentada, amasamos todo junto en una superficie enharinada, unos 10-20 minutos estirando y amasando, estará lista cuando no se pegue a la mesa, se extienda fácilmente y se note suave al tacto.
-      Ponemos la masa en un bol limpio, ligeramente aceitado, cubrimos con film transparente cerrando herméticamente. Dejamos fermentar en sitio cálido 30-40 minutos hasta que duplique o triplique su volumen.
-      Una vez fermentada se vuelve a amasar, la colocamos en una bandeja de horno cubierta de papel vegetal, damos forma al roscón abriendo un agujero en el centro y extendiendo la masa en círculo.
-      Se pinta con huevo batido, decoramos con la fruta escarchada y se acaba espolvoreando con el azúcar.
-      Dejamos fermentar en sitio cálido, tapando con un paño, unos 30-40 minutos hasta que duplique su volumen (también podemos meterlo en el horno precalentado a 50 grados, poniendo un vaso de agua en un rincón del horno) hasta que doble nuevamente su volumen (si lo habíamos metido en el horno lo sacamos hasta que este alcance la temperatura de horneado).
-      Metemos en el horno precalentado a 180º durante 15-20 minutos, hasta que esté dorado.
-      Una vez frio podemos abrirlo por la mitad, rellenar con nata montada y alguna sorpresa o regalo. Ya solo queda comerlo a ser posible con un chocolatito bien caliente.
-      Tenemos que recordar que los tiempos de fermentación dependen del calor, la humedad y la levadura que hayamos usado, lo importante es que la masa alcance el volumen deseado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada