domingo, 29 de abril de 2012

COMO CONGELAR ALIMENTOS


La congelación es un estupendo sistema de conservación. Sin embargo no respetar unas correctas normas, tanto a la hora de congelar alimentos como de descongelarlos, puede poner en peligro la seguridad de su consumo.

 PREPARACIÓN

-      Tenemos que elegir alimentos frescos y de buena calidad.
-      Cualquier alimento crudo puede, en principio, congelarse. Antes, debemos retirar las partes no comestibles. Las verduras tienen que ser escaldadas previamente y las frutas se congelan una vez cocidas. El marisco es también preferible congelarlo cocido. Debemos evitar congelar alimentos de alto riesgo como carnes picadas.
-      Los platos cocinados deben dejarse enfriar antes de ser congelados ya que de lo contrario no sólo tardarían excesivamente en congelarse, sino que además descongelarían los productos congelados con los que entren en contacto.
-      Envasaremos los productos para congelar en recipientes herméticos o envoltorios adecuados, que los protejan de posibles contaminaciones, eviten las pérdidas de líquidos y su contacto con el aire.
-      Si congelamos líquidos debemos dejar un margen para su dilatación.
-      Es preferible congelar los productos separados por raciones.
-      Es conveniente separar en el congelador por compartimentos los diferentes tipos de productos y los crudos de los cocinados.
-      Anotaremos en el paquete o envase la fecha de congelación, el nombre del alimento o preparado y su número de raciones.
-      La congelación deberá ser lo más rápida posible, así se minimiza el riesgo y se mantienen mejor sus propiedades organolépticas.
-      El grado de frío que alcanza un congelador se mide en estrellas: para lograr una buena congelación es recomendable un aparato de cuatro estrellas que garantice una temperatura de mantenimiento de al menos 18º C bajo cero con potencia extra para congelación que alcance los 30º C bajo cero. No debemos congelar demasiados productos a la vez. La limpieza periódica y el buen mantenimiento (evitar la escarcha) del aparato es fundamental para su correcto funcionamiento. Vigilar el visualizador de temperatura.
-      Resulta muy difícil establecer un tiempo recomendado de almacenamiento para cada tipo de alimento congelado en el hogar. Dependerá no sólo del producto, sino también de su calidad y frescura inicial, de su posterior manipulación y condiciones de almacenamiento. Una recomendación general sería conservar los alimentos congelados durante un plazo de dos a tres meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada